¿Qué diferencia hay entre enfermedad mental y discapacidad intelectual?

Descubre la diferencia entre enfermedad mental y discapacidad intelectual. Aprende sobre los síntomas, tratamientos y cómo prevenirlas.
¿Cuál es la Diferencia Entre Enfermedad Mental y Discapacidad Intelectual?

La discapacidad intelectual y la enfermedad mental son dos conceptos muy diferentes, aunque muchas veces se confunden. La discapacidad intelectual se refiere a una condición en la que la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y la memoria están limitadas, mientras que la enfermedad mental se refiere a trastornos del estado de ánimo, la personalidad y el comportamiento. Aunque ambos términos se usan con frecuencia de manera intercambiable, hay algunas diferencias clave entre ellos.

Discapacidad intelectual

La discapacidad intelectual se refiere a una condición en la que la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y la memoria están limitadas. Esta condición puede ser causada por una variedad de factores, como una lesión cerebral o una enfermedad genética. La discapacidad intelectual puede afectar la capacidad de una persona para realizar actividades cotidianas como el vestirse, comer, comunicarse y relacionarse con los demás. Las personas con discapacidad intelectual también pueden tener dificultades para realizar tareas académicas como leer, escribir y resolver problemas matemáticos.

Enfermedad mental

La enfermedad mental se refiere a trastornos del estado de ánimo, la personalidad y el comportamiento. Estos trastornos pueden incluir trastornos de ansiedad, depresión, trastorno bipolar, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno de estrés postraumático y esquizofrenia. La enfermedad mental puede afectar la capacidad de una persona para realizar actividades cotidianas, como ir a trabajar, relacionarse con los demás y llevar una vida saludable. La enfermedad mental también puede afectar la capacidad de una persona para desempeñar tareas académicas, como asistir a la escuela, concentrarse en las tareas y recordar información.

Diferencias clave

Aunque la discapacidad intelectual y la enfermedad mental a menudo se confunden, hay algunas diferencias clave entre ellos. La discapacidad intelectual se refiere a una condición en la que la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y la memoria están limitadas, mientras que la enfermedad mental se refiere a trastornos del estado de ánimo, la personalidad y el comportamiento. La discapacidad intelectual a menudo se diagnostica antes de la edad escolar, mientras que la enfermedad mental puede no ser diagnosticada hasta la edad adulta. Finalmente, la discapacidad intelectual a menudo se trata con terapia ocupacional y educativa, mientras que la enfermedad mental se trata con medicamentos y terapia.

Conclusiones

Aunque la discapacidad intelectual y la enfermedad mental a menudo se confunden, hay algunas diferencias clave entre ellos. La discapacidad intelectual se refiere a una condición en la que la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y la memoria están limitadas, mientras que la enfermedad mental se refiere a trastornos del estado de ánimo, la personalidad y el comportamiento. Es importante tener en cuenta estas diferencias para que las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental reciban el tratamiento adecuado.

EducaInclusión
EducaInclusión

Somos expertos en Inclusión y Necesidades Educativas Especiales que compaginamos nuestra labor docente con los artículos de EducaInclusión 😉.