¿Qué alimentos debe evitar un niño/a con deficit de atención?

Los niños/as con déficit de atención deben evitar alimentos con alto contenido de azúcar, cafeína y grasas saturadas. Estos alimentos pueden afectar el comportamiento y la capacidad de concentración.
Alimentos a Evitar en Niños/as con Deficit de Atención

Los niños con déficit de atención tienen problemas para concentrarse y prestar atención, lo que dificulta su proceso de aprendizaje. Si tu hijo/a presenta este trastorno, es importante que le ayudes a controlarlo manteniendo una dieta saludable. Esto significa evitar ciertos alimentos que pueden agravar su condición.

Azúcares refinados

Los azúcares refinados son aquellos que se encuentran en alimentos procesados como los dulces, los refrescos, los pasteles, etc. Estos alimentos aportan una gran cantidad de calorías vacías que no aportan ningún nutriente al organismo. Además, el consumo excesivo de azúcares refinados puede provocar un aumento de la hiperactividad, la ansiedad y el estrés.

Cereales procesados

Los cereales procesados están llenos de azúcares refinados y grasas saturadas. Estos alimentos también contienen una cantidad muy baja de nutrientes. Por lo tanto, su consumo debe ser limitado. En su lugar, opta por cereales integrales como el arroz integral o el muesli, que son ricos en fibra y vitaminas.

Alimentos fritos

Los alimentos fritos contienen altos niveles de grasas saturadas, lo que puede afectar el comportamiento del niño. Estos alimentos también contienen una gran cantidad de calorías vacías, lo que puede conducir a un aumento de peso. Por lo tanto, se recomienda evitar el consumo de alimentos fritos y optar por alimentos cocinados al vapor, al horno o a la plancha.

Golosinas

Las golosinas también están llenas de azúcares refinados. Estos alimentos pueden aumentar el nivel de energía del niño, lo que puede provocar un aumento de la hiperactividad. Por lo tanto, es importante evitar el consumo excesivo de estos alimentos.

Productos lácteos

Los productos lácteos como la leche, el yogur y el queso contienen una gran cantidad de proteínas, grasas y azúcares. Estos alimentos pueden afectar el comportamiento del niño si se consume en exceso. Por lo tanto, es importante limitar el consumo de productos lácteos y optar por alimentos ricos en proteínas vegetales como las legumbres.

Es importante recordar que los niños con déficit de atención necesitan una alimentación saludable para mantenerse saludables. Por lo tanto, es importante evitar el consumo excesivo de alimentos como los azúcares refinados, los cereales procesados, los alimentos fritos, las golosinas y los productos lácteos. Esto ayudará a mejorar el comportamiento y la salud del niño.

EducaInclusión
EducaInclusión

Somos expertos en Inclusión y Necesidades Educativas Especiales que compaginamos nuestra labor docente con los artículos de EducaInclusión 😉.